Mi mejor amiga

Foto1-RelatoMeritxell

Todos tenemos fechas que nunca olvidaremos por ser especiales. La mía es el 5 de febrero del 2015. Es una fecha difícil de olvidar, pues ese día fue el inicio de una relación inseparable con mi nueva amiga, la Urticaria Crónica.

En el pasado, ella se había cruzado en mi vida en un par de ocasiones. Nos conocimos hace 13 años, en un momento de shock emocional muy difícil para mí. Estuvo conmigo una semana y después se marchó sin despedirse.

En noviembre del 2014 la urticaria volvió a hacerme una visita relámpago durante una sola noche. Pero al final, en febrero de 2015 decidió quedarse a mi lado y desde entonces nos hemos hecho prácticamente inseparables. Desde ese día de febrero la urticaria y yo hemos compartido todos los momentos importantes: trabajo, familia, vacaciones, comidas, caminatas, deporte, compras pesadas, celebraciones, incluso un superviaje al otro lado del océano. Pero lo que más hemos compartido son muchas noches largas e interminables.

Los especialistas que visité me dijeron que no debía preocuparme por ella, que tal y como había venido, acabaría su misión entre los 2 y 6 meses. Pero la realidad fue otra. Desde que cumplimos los 8 meses juntas ha compartido mi vida constantemente y ha decidido no abandonarme y estar a mi lado en todo, día tras día.

Solo espero que llegue ese día en el que ella se vuelva a ir sin despedirse. Aun así, le quiero dar las gracias porque me ha cambiado positivamente.  La urticaria me ha hecho crecer como persona, valorar lo que es realmente importante en esta vida. Me ha hecho ver que, te encuentres como te encuentres, con esfuerzo y una sonrisa todo se puede.

A día de hoy estoy esperanzada, porque creo y deseo que nuestra fecha de despedida esté cerca. Tengo cita con una gran doctora que me entiende, que para mí es lo más importante, y voy a tener la posibilidad de probar un tratamiento inyectable que todavía no es demasiado conocido. Puede ser una salida, una puerta abierta, una luz de colores al final de este largo período oscuro.

Foto2-RelatoMeritxell

He querido compartir mi experiencia con el deseo de que pueda ayudar y animar a muchas otras personas afectadas de Urticaria Crónica. Pero en especial, he compartido mi historia para divulgar esta enfermedad todavía tan desconocida, para dar a conocer que pueden existir soluciones, difíciles de encontrar todavía, aunque espero que no lo sean en un futuro próximo, y para que se difundan más sobre todo en el ámbito médico.

Me despido agradeciendo a todas las personas de mi entorno ¡por estar apoyándome día tras día!

¿Qué mensaje positivo le querrías transmitir a alguien que también padece Urticaria Crónica?

Puedes compartir tu mensaje y opinar sobre el testimonio de Meritxell en el foro, donde hemos iniciado una conversación.

Visitar foro.

Sobre Meritxell

Meritxell es bióloga de profesión. Se considera una persona amante de la familia y amigos. Le encanta el Patchwork y el Do It Yourself. Su vida cambió entorno a la Urticaria Crónica, pero como le dijo en una ocasión una de sus primas: “Si la vida te da limones, no te amargues, ¡haz limonada!”

Foto1 http://bit.ly/1srNonw/
Foto2 http://bit.ly/1XzV3MP/