Un cumpleaños diferente

Testimonio-Magda-globo

Un día como hoy, víspera de mi 27 cumpleaños, cuando me desperté para ir a trabajar, empecé a compartir mi vida con la Urticaria Crónica acompañada de angioedema. ¡Vaya día de despedida de los 26!

Lo que empezó con muchos picores, que los médicos entendían como algo puntual que había comido o alguna intolerancia alimentaria, pasó a ronchas por todo el cuerpo que aparecían repentinamente casi todos los días, unas veces solo en el cuerpo y otras solo en la boca y párpados. Estos síntomas limitaban todas mis actividades diarias y me hacían sentir fatal.

Durante siete años tomé muchos corticoides y diferentes pastillas para alergias, hasta que me dejaron de hacer efecto. Me despertaba y me acostaba con habones. Mi desesperación fue tal que perdí incluso el miedo que tenía a las agujas e inyecciones y me hice las pruebas de sangre que un nuevo médico en España me había indicado y que guardaba desde hacía un año en el cajón.

Hoy, precisamente 10 años después, en la víspera de los 37, con Urticaria Crónica confirmada, estoy mucho mejor debido también al control de la tiroides. ¡No tengo ningún brote serio desde julio!, y antes ni me acuerdo cuando fue.

Cuando estoy bien, siento que me relaciono mejor con la enfermedad y me prometo a mí misma que voy a tener más paciencia y que todo va a salir bien. Pero cuando tengo un brote, desgraciadamente, me olvido al instante de todo esto. Al verme en el espejo me siento horrorosa, sin ánimo para nada y lloro como una magdalena. No sé si lloro por estar horrorosa o por la incapacidad que me genera para salir a la calle y enfrentarme a las miradas, ¡cómo si fuera de otro planeta!, y a las preguntas para las cuales ya estoy cansada de responder. O simplemente lloro porque ¡la detesto!

Me gustaría poder escribir aquí una fórmula mágica para convivir bien cada día con la Urticaria Crónica, pero por desgracia no la tengo. Hoy que estoy bien os digo que la clave está en tener paciencia -al final hay enfermedades mucho peores-, tomar siempre la medicación, no resignaros nunca, informaros, y sobre todo aprender a saber llevar la situación con, al menos, algo de humor.

Un día, cuando fui a vacunarme a mi hospital de referencia en Madrid, encontré el cartel de la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica y me uní a su fantástico grupo en Facebook. Aparte de mí, no conocía a nadie con Urticaria Crónica y al final resulta que somos muchos. Lo importante es seguir dando a conocer la enfermedad y nuestras necesidades.

¡Muchas gracias por el apoyo que todos me dais!

Testimonio-Magda-libro-amarillo

¿Recuerdas cuándo apareció la urticaria por primera vez?

Coméntanos tu experiencia y comparte tu opinión a través del foro, donde hay abierto un debate sobre esta cuestión.

Visitar foro.

Sobre Magda R. Jubilot

Magda es de Portugal, reside en Madrid desde el 2008 y es traductora de profesión. Es una persona muy activa a la que le encanta viajar, leer, estar con los amigos, ir a exposiciones, al cine, al teatro y a conciertos.

Foto1 https://flic.kr/p/26fRR3
Foto2 https://www.pexels.com/photo/girl-reading-a-notebook-6342